Latest Update

As things stand, we have returned to the church building for weekday and even Sunday liturgies (10:00 a.m. in English), observing the new guidelines issued by the Governor’s Office to manage the coronavirus pandemic while opening businesses and community-related sites (including houses of worship). The interior of the church, thus, has been marked off to ensure we are in conformity with these guidelines. We have the capacity to receive 110 persons into our church under such guidelines. The Bishop has continued to dispense from the obligation that all Catholics would normally have of being present at Sunday liturgy, Those who choose to come are asked to kindly bring a mask for use in those times when we cannot strictly adhere to the “six-foot rule” that the CDC recommends as judicious spacing between persons.

En el momento presente hemos regresado al templo para celebrar conjuntamente las liturgias, tanto el Domingo como en los días de semana, observando a la vez las normas establecidas por el Gobierno para mantener el distanciamiento social requerido. Tenemos cupo en nuestra iglesia sólo para 110 personas según este patrón. Esto significa que al llenar la capacidad de los 110 espacios disponibles para la misa, tendríamos que cerrar el templo para que no entren más personas. Esta norma vale tanto para la misa de Sábado (a las 6:00 p.m., como de costumbre) como de Domingo (12:30 p.m.) Por ende, estamos pidiendo también que cada persona que acuda al templo a que traiga una mascarilla para cuando no podamos mantener la distancia necesaria entre personas para cumplir debidamente con la restricción impuesta. Hemos marcado los lugares en el templo donde las familias pueden ubicarse con la separación requerida por el gobierno. Les pedimos que sigan las instrucciones de los ujieres para que podamos celebrar la misa con tranquilidad y conforme con lo que nos pide la Oficina del Gobernador en este momento preciso de la pandémica. Gracias anticipadas por su cooperación.